Embajada de Nicaragua en Italia celebra el 195 Aniversario de nuestra Independencia

Miércoles 14 de Septiembre 2016 | Nota de Prensa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En conmemoración de nuestras Fiestas Patrias, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de su Embajada en Italia, festejó el 195 Aniversario de nuestra Independencia, junto a las representaciones diplomáticas Centroamericanas presentes en Roma, este 14 de Septiembre.

El Instituto Italo Latino Americano, sirvió de escenario para rendir homenaje a esta significativa fecha, al cual asistieron miembros de la comunidad nicaragüense y centroamericana, así como, miembros Cuerpo Diplomático, representantes de organizaciones internacionales, de amistad y solidaridad, funcionarios del gobierno italiano, parlamentarios, empresarios, periodistas, académicos, entre otros.

Esta ocasión, igualmente se ha homenajeado a nuestro gran poeta Rubén Darío, en el centenario de su paso a la inmortalidad, y se han ofrecido ejemplares de una Antología Conmemorativa de sus cuentos y poemas, editada por la misión de Nicaragua en Italia.

El evento fue amenizado con música folclórica nicaragüense y centroamericana.
La Embajadora de Nicaragua en Italia, Cra. Monica Robelo, en su calidad de Presidente Pro Tempore del SICA, hizo llegar las condolencias de nuestro Gobierno al pueblo italiano y solicitó un minuto de silencio por las víctimas del terremoto ocurrido en el centro de Italia el pasado mes de agosto.

A continuación el discurso integral, pronunciado por la Embajadora de Nicaragua en Italia, Cra. Monica Robelo Raffone:

Honorables Representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la cooperación internacional de Italia

Estimados Representantes del Gobierno Italiano

Amigos del IILA

Colegas Embajadores y miembros del cuerpo diplomático

Hermanos y compañeros centroamericanos

Me honra dirigirme ante tan apreciable concurrencia, en nombre no solamente de mi querida Nicaragua, tierra del padre del Modernismo Rubén Darío y del General de Hombres Libres, Augusto Cesar Sandino, sino de 5 naciones hermanas, cuyos heroicos pueblos el 15 de septiembre de 1821, proclamaron su independencia del Reino de España y que hoy en día celebran juntas un aniversario más de su nacimiento como repúblicas.

Una gloriosa efeméride para los países centroamericanos, que recuerdan y honran a los próceres de nuestra patria, Mujeres y Hombres valientes, que se atrevieron a desafiar las ataduras de su tiempo y realizaron una gesta por el futuro.

Nuestra independencia, es un hecho histórico que ha marcado profundamente nuestro destino y que ha formado la base de nuestro proceso de unidad regional. Este día festejamos la vocación unionista del General Morazán, quién luchó por construir un sistema de integración centroamericana que promoviera la paz y la vida. Un pensamiento libertador, de unidad, de integración, de hermandad, que acompaña a los pueblos centroamericanos desde entonces.

Nuestra misión integracionista, nuestra vocación solidaria, siguen valiéndose de nuestras sinergias, aprovechando nuestras complementariedades y dimensionando en su justa perspectiva nuestras diferencias.

Por ello, celebramos además el ser parte de un sueño conjunto que ha sabido abrazar una Patria más grande, libre, digna y solidaria: la comunidad de Estados latinoamericanos y caribeños: la CELAC.

Nuestros gobiernos, trabajan por los intereses comunes de la región y de nuestros pueblos, para lograr la consolidación económica de nuestra patria Centroamericana. Un eje fundamental de ello está representado en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que data desde fines de la década del 50 del siglo pasado.

El SICA, no es solo un acuerdo entre naciones; trae en sí la búsqueda de una respuesta unitaria a los desafíos que se nos presentan. Hoy más que nunca, en las circunstancias que atraviesan el mundo, hemos logrado crear este instrumento de integración centroamericano que avanza, con sabiduría y con gradualidad, hacia la consolidación económica de nuestra independencia.

Los recientes avances de la “Estrategia Centroamericana de Facilitación del Comercio” y los pasos firmes hacia la concretización de la unión aduanera, son un ejemplo más de este proceso de unión centroamericana, que nos permitirá presentarnos ante el mundo como una región con altas oportunidades comerciales y avanzar en el bienestar, el desarrollo y en la seguridad de la región, dando un nuevo impulso al acuerdo de asociación con la Unión Europea, ratificado recientemente por el Parlamento Italiano.

A confirmación de nuestro papel relevante en el escenario internacional, y particularmente en el continente americano, podríamos mencionar los datos que indican como Centroamérica representa hoy el 0.29% del PIB Mundial y también el 0.72% de la inversión extranjera del mundo.

Bañados por el Océano Atlántico y el Pacífico, alcanzamos casi el 1% del territorio emergido del planeta y tenemos una biodiversidad que representa un 10% de todas las formas de vidas conocidas. Tenemos aproximadamente 530,000 km2 y 42 millones de habitantes, más de la mitad somos mujeres, y casi un setenta por ciento de la población es menor de 35 años.

Centroamérica, no es solo un punto en el mapa del planeta. No es solo una parte del territorio de América, no representa solo una cuota del crecimiento económico latinoamericano.

Es mucho más que su extensión geográfica; tiene muchas razones para sentirse una sola patria, mil motivos de estar orgullosa de lo que representa para el mundo entero. Somos una región de oportunidades, con una diversidad política pero con una comunidad de origen, una misma identidad, un mismo idioma, una misma cultura y con un destino común: la integración plena de Centroamérica.

Es este un objetivo que, a pesar de las dificultades del presente, se vislumbra como la mejor opción para el futuro de nuestros países, más aun en un mundo tan globalizado que parece no dejar el espacio necesario a cada país singularmente. Necesitamos un mayor peso en lo económico, cultural y social dentro de Nuestra América. Sin embargo el proceso de unidad centroamericano necesita de sus tiempos, no solo de voluntad se trata.

Pero tener claro el objetivo final ayuda a mantener el camino en su justa dirección, con la seguridad que, por muchas que sean las trabas, estas no lograran a impedir, en fin, que la unidad centroamericana sea el destino final para nuestros pueblos.

Los Centroamericanos guardamos con celo a nuestra propia identidad y, a pesar de haber sido víctimas de una historia hecha también de explotación e injusticias, mostramos respeto por el resto del continente americano y el mundo entero.

Nuestro anhelo de paz, nuestro deseo de cooperación e integración regional son la mejor respuesta a las idiosincrasias xenófobas y nuestro mayor deber ante nuestros pueblos. Nos hemos ganado el derecho a la independencia y ahora reafirmamos el derecho al respeto.

Con el ánimo de reafirmar nuestra unidad, con la esperanza de ver nuestro proceso de integración cada día más eficaz, queremos hacer un brindis a nuestra hermosa historia, a nuestros pueblos dignos, al Gobierno Italiano, que a través de la cooperación nos acompaña constantemente en este proceso de profundización de nuestras relaciones, brindándonos la oportunidad de fortalecer a través del IILA, el diálogo político, la cooperación mutua y a convertir nuestras afinidades históricas y culturales en instrumentos de unidad y desarrollo.

¡Que viva la Independencia de Centroamérica!

 

Fuente: El 19 Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s